Gracias al peluquero de mi hija (Hector Cruz)


Cuando eres madre, más aun de niños con necesidades especiales se adquiere todo tipo de responsabilidad; algunas de ellas no podemos llevarlas solas, nuestros niños siempre son prioridad y constantemente buscamos lo mejor para ellos y los que nos de tranquilidad; ya sea un doctor si se encuentra enfermo, una buena escuela que se adapte a sus necesidades y algún deporte que nuestros niños se vean interesados. Pero qué hacer cuando se trata del aspecto físico? Es difícil cuando nos toca ir a una peluquería con nuestros niños (en mi caso particular que mi hija tiene una hipersensibilidad sensorial), ya que pocas veces estos niños pueden esperar un turno, quedarse quieto o encontrar un estilista con empatía.

Hace unos días fui por referencia a un salón cerca de donde resido y lleve a mi hija, la cual tiene autismo severo y es no verbal. Su terapeuta de ABA (Análisis de Conducta Aplicada) me acompañó para ayudar en el proceso.

Me quede sorprendida con la amabilidad y la dulzura con que este joven de nombre Héctor Cruz, el cual lleva 4 años ejerciendo su trabajo, le brindó seguridad y confianza a mi hija; unos de los detalles que me llamo a mí la atención en particular es que él iba conforme a las necesidades de ella. Cuando él quiso lavar nuevamente su pelo ella rechazo ese paso y no lo dejo continuar, pero el con calma la entendió y la llevo nuevamente al sillón para empezar con el corte, no puedo negar que su terapeuta estaba tan nerviosa como yo, debido a que mi hija es de las personas que hace saber cuándo se siente inconforme y seguido tenemos que salir del local. Esta vez ella se relajó mientras él hacia su trabajo

el cual fue perfecto y en corto tiempo.

En algunos casos los niños con necesidades especiales no toleran el ruido, la multitud ni el contacto físico no obstante, la experiencia que tuvimos fue placentera ya que el estilista se mostró comprensivo. Al terminar el corte la terapeuta le sugirió a mi hija decir adiós, ella sonriente nos miró pidiendo permiso y fue donde él y le agradeció con un abrazo y un beso en la mejilla para mi sorpresa! ella no hace ese tipo de contacto con personas que recién conoce pero fue su forma de decirle gracias.

Cabe destacar que Héctor tiene un sobrino con necesidades especiales y dice que para él es un privilegio poner su tiempo y su trabajo a estos ángeles que Dios nos manda.

Como madre me sentí verdaderamente afortunada de encontrar personas con una calidez humana hacia estos niños, que a pesar de que estos tienen un carácter difícil se le tenga la paciencia necesaria para conllevarlos con amor y así efectuar el trabajo sin que estos se sientan aterrados. Gracias Hector Cruz por tu amabilidad y hacer de ese momento una agradable experiencia.


Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Instagram Social Icon
  • Twitter Basic Square
  • Pinterest Social Icon
  • Google+ Basic Square